All for Joomla The Word of Web Design

Estampa del santiaguero

Punto de vista

aida.jpg

Abundan obras que les cantan a Santiago de Cuba, poemas que la enaltecen y referencias de su rico acervo histórico-cultural, que constituyen un patrimonio perteneciente por extensión a la nación entera.
  Pero lo que más conmueve y privilegia a la ciudad y su gente, son las palabras de cariño que le dedican sus hijos legítimos y personas de diversas latitudes, nacidas del respeto de quienes no viven en ella pero la aprecian por su proverbial hospitalidad.
  Ese sentimiento solidario que distingue a sus habitantes brotó de la necesidad de servir, de ser útil a los demás; no es una imposición ni una carga, es un don manifiesto que cada santiaguero lleva con orgullo descubierto.
  Es obra de sus ancestros cimentada por los padres, abuelos y bisabuelos de la generación que anda hoy por sus calles y heredada sin presunción ni vanidad por los más jóvenes.
  La expresan los médicos y médicas, profesores y otros profesionales que cumplen misiones de colaboración en otros países del mundo, entregando amor sin otra recompensa que el deber cumplido,  e irradiando fuera de las fronteras esa hospitalidad peculiar de Santiago de Cuba.
  Como la niña de los ojos se cuida esa virtud, que tiene mucho de tradición y puede traducirse en ese buchito de café que el vecino te brinda a plena mañana o al atardecer, o el consejo que te piden  sobre la hija o el nieto que tuvo algún problema, con la confianza de que estás analizando un asunto en una verdadera familia.
  Un ser jaranero y jovial, de espíritu emprendedor, alegre hasta en tiempos de adversidad y necesidades materiales, con el chiste a flor de piel para hacer de la vida un acontecimiento placentero y feliz, colaborador sin otra cosa a cambio que no sea la felicidad de servir: así es el santiaguero de pura cepa.
  Tal estampa no estaría completa sin destacar el buen corazón que tiene en medio del pecho, su nobleza y altruismo, indicativo de la disposición a dar siempre a cambio del bienestar de sus congéneres, dejando huellas de amor y alegría por todas partes.
  Así recibe el medio mileno de la villa, fundada en 1515 por el Adelantado Diego Velázquez; así promete seguir engrandeciendo una ciudad que se renueva por minuto.

Comentarios   

+1 #1 La Mulata Hab. Este 30-06-2015 20:22
Yo estoy admirada de mi Santiago, aunque esté en la Habana, pero al ver los logros obtenidos en estos años que ya van a llegar a 500, es dignificante.

Siempre nos distinguimos por el alto valor del sacrificio y los resultados en la lucha por lo que3 queremos.

sigan así coterraneos.
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar

 
GALERÍA DE IMÁGENES
GALERÍA DE VIDEOS